28 octubre 2008

Adejetivízate



Adjetivo: dícese de aquello que define propiedades o características. El adjetivo concuerda con el sustantivo al que hace referencia. Atribuye una cualidad o un conjunto de cualidades.
Despues de ésta pequeña introducción en la que hemos recordado el concepto de adjetivo, os pregunto. ¿Cómo te adjetivizarías? o ¿cómo te defines?
_
Si hacemos un ejercicio de reflexión, en muchas de las actividades cotidianas que solemos realizar lo que nos decide a elegir una opción frente a otra no es el nombre de la opción sino su/sus cualidades.
_
Fijémonos en algunas:
Cuando compramos ropa. Además de fijarnos en su marca, observamos la composición que muestra su etiqueta.
-
¿Y cuando compramos comida?. Miramos su valor energético, los hidratos de carbono o las grasas saturadas que contiene. - Hago un inciso, tengo frente a mí una caja de cereales y es sorprendente la relación entre el espacio que ocupa el nombre o sustantivo de los cereales en la parte frontal de la caja y el que ocupa la zona de composición o adejtivo situada en su lateral.
-
¿Qué me decís de los juguetes?. Cada vez concedemos más importancia a conocer de qué material están hechos, si poseen marcado CE o si se adaptan a la edad del niño al que va dirigido.
-
¿Y en el sector del automóvil?. Estudiamos su potencia, su consumo, su mantenimiento, los centrímetros cúbicos de maletero de que dispone...
-
¿En Internet?. Cada vez más encontamos el concepto "Perfil", el cuál define como es la persona permitiéndo categorizar más eficientemente los gustos y afinidades de la misma. Aquí, el nombre es secundario.
-
Y en esa entrevista de trabajo en la que nos preguntan: ¿cómo te definirías?. El entrevistador probablemente en principio, se quede antes con esos adjetivos que con tu nombre.
-
Reniego pues, a esas tarjetas de visita o a esos pies de firma de e-mail, en las que se ponen todas las titulaciones del mundo mundial: MSD, Phd, MBA, CEO, Ingeniero Jefe, de Desarrollo de Producto, Project Manager...
-
De ahora en adelante en mis tarjetas de visita sólo pondré mi nombre y ¡sí!, un listado de mis adjetivos.... los que me definen.
-
P.D. No olvidar que se trata de una tarjeta de visita, tu "entrada" como persona a un desconocido. Así que poned los positivos. Los negativos os lo guardáis intentando mejorarlos o todavia mejor, subsanarlos.
Buena Cortesía

1 comentario:

Martín dijo...

Eso de valorar a las personas por sus profesiones no lo considero certero y ecuánime.
Mucha gente trabaja para ganar el dinero necesario para vivir o sobrevivir y no perciben que sea una actividad enriquecedora. Otros muchos también ostentan la titulación de su puesto o carrera como si eso fuera garantía suficiente de su evolución.
Lo de los adjetivos es otra alternativa más, creo que se acerca más al perfil de la persona, pero, ¿Hasta qué punto una empresa valoraría este tipo de presentación?.