26 febrero 2009

El extraño caso de Benjamin Button

El domingo pasado fui a ver ésta película. Como probablemente ya habréis oído, la película cuenta la historia de Benjamin Button, un hombre que nace con los achaques de una persona de 80 años, y que con el transcurso del tiempo va rejuveneciendo hasta morir con el cuerpo de un recién nacido.
-
Una película bien interpretada, tanto por Brad Pitt como por la bella Cate Blanchett y que no me dejó frío. Todo lo contrario, reforzó todavía más si cabe, las "tesis" que sobre algunas materias, rondan por mi cabeza.
-
Estas son algunas de las frases que se escuchan en la película. Algunas me dio tiempo a escribirlas, aún a pesar de que estaba a oscuras:
-
- "La vida solo tiene sentido yendo hacia atrás, pero hay que vivirla hacia adelante".
-
- "Nunca es demasiado tarde o pronto para ser quien queremos ser".
-
- "No hay límite de tiempo, puedes empezar cuando quieras".
-
- "Puedes cambiar o seguir siendo el mismo, no hay reglas para tal cosa".
-
- "Podemos hacer o echar a perder todo".
-
- "La vida no se mide en minutos, se mide en momentos".
-
- "Las oportunidades marcan nuestra vida, incluso las que dejamos pasar...".
-
- "Uno nunca sabe lo que le espera ".
-
La película, me recordó nuestro "ciclo de vida", sólo que en el caso de Benjamin es al contrario. Nacemos pequeños. Crecemos -mental y físicamente- hasta llegar a nuestro máximo. Nos mantenemos y después iniciamos un suave descenso en el que empezamos a tener nuestras "mermas" físicas y mentales.
-
Si nos fijamos, nuestro "ciclo de vida" describe perfectamente la archifamosa Campana de Gauss. Función que es aplicada -entre otras- para explicar fenómenos como el ciclo de vida de un producto, de un mercado o de un proyecto.
-

-

Observando la figura, vemos que un ciclo, existe un período de "Introducción", de "Crecimiento", de "Madurez" y de "Declive".

-

¿Ejemplos?. Muchos. ¿Os acordáis de los vídeos?, ¿la Polaroid?... Estos, están en el Declive. Los ordenadores y los móviles, podríamos encasillarlos en el período de Madurez. Las televisiones de plasma o el ipod, seguramente se encuentren en el período de Crecimiento.

-

Volviendo a nuestro "ciclo de vida", es obvio que según sea el caso, cada uno ha alcanzado ¿uno?, ¿dos períodos?, y que actualmente se encuentra inmerso en el siguiente.

Al igual que los fabricantes de moviles o de ordenadores, están continuamente innovando e invirtiendo en mejorar su producto para conseguir que la rampa de "Crecimiento" y "Madurez", tenga más pendiente en el primero y menos "chepa" en el segundo, "nosotros", también debemos de trabajar para que el Declive de nuestro producto sea corto. Muy corto.

-

Quiero tener una rampa de Crecimiento con la máxima pendiente posible, que mi curva de Madurez se convierta en una pequeña recta, y que me Declive sólo sea un punto.

-

Por eso:

- "No hay límite de tiempo, puedes empezar cuando quieras".

- "Nunca es demasiado tarde o pronto para ser quien queremos ser".

-

Id a verla al cine.

Buena Cortesía

4 comentarios:

JOSE GOMEZ dijo...

Gracias por la interesante reflexión. Pongo la película en mi lista de "pendientes"
Saludos desde Madrid

Martín dijo...

También la he visto pero no la he desmenuzado tanto como tú. Alguna de esas frases sí que me chocaron cuando el personaje las dijo, todas no, no suelo ver una película con un lápiz y una libreta. Por eso te agradezco que las publiques porque mi memoria no está ya para muchos trotes.
Me gustó, no es nueva la idea pero fue bien llevada.
Puestos ya, me gustó mucho más Slumdog Millionaire.
Un abrazo

Fernando Abadia dijo...

Gracias.
Aquí tenéis a dos personas que "hacen gala" de aquello que leí no sé donde: "Lo único que es constante es el cambio".

Su rampa de crecimiento está a la altura de los 8 miles del Himalaya.

Buena Cortesía

Mariana Hernández dijo...

A mi me encantó el personaje del capitán Mike, es un personaje divertido, lo personifica bastante bien Jared Harris, en realidad todos los papeles están bastante bien, hasta Brad Pitt del que no era fan.