19 mayo 2008

Mi cuñada. La Rica

- Somos ricos, cuñado.
- Y eso. ¿Por qué decís eso?
- Porque sí. ¡Somos Ricos!

No conseguí sacarlos de sus trece. Aparentemente, no les ha tocado la lotería, ni han realizado pelotazo inmobiliario alguno. Pero por sus caras y sus sonrisas, denotaban estar entre los Top Ten de la lista Forbes.
Me dijeron que yo no andaba desencaminado, que parecía no tan ricos como ellos. Más bien, "un nuevo rico".

¿Como han llegado a ésta convicción?. Me hablaron de un libro que por lo visto ha cambiado sus vidas. Un libro llamado "El Secreto", el cuál debe desvelar los secretos para alcanzar la riqueza "Inmaterial". No la de nuestro amigo de la fotografía, sino aquellla que, con lo que posees, no demandas mas de lo que necesitas.

No debemos de morder, más de lo que podemos tragar....

Me viene a la cabeza un párrafo de ése gran libro que me acabo de leer, -del cuál os contaré en otro post-, de José Luis Sampedro y Valentín Fuster,-"La Ciencia y la Vida", en la que narraba la diferencia de pensamiento entre el mundo occidental y el oriental.
Dice así:

"El Occidental tiene frente al mundo exterior un afán de dominio, de modificarlo, de aplicar la técnica, en suma, voluntad de transformación. El Oriental, en lugar de transformar el medio, persigue la adaptación al mismo. El Tao busca la armonía, la adpatación, ser como el agua, no transformar la vasija donde se vive, sino acomodarse a ella"

¿A qué esperáis para ser ricos?

Buena Cortesía

3 comentarios:

Martín dijo...

Me he permitido la libertad de incluir tu blog en http://elbigbangblog.com/2008/03/25/encuesta-12-blog-sorpresa/
Ya que lo verás, de paso te puedes votar a tí mismo y echas un vistazo a todo lo demás. También podrás incluir otros blogs que consideres merecedores de estar ahí según la categoría.
Un abrazo

Fernando Abadia dijo...

Muchas Gracias Martín.
Bueno, pues los demás ya sabéis donde podéis encontrar magníficos blogs.

Podéis votar
Buena Cortesía

Fernando Abadia dijo...

Decir, que mi cuñada, "La Rica" me ha hecho sustituir la imagen original, por ésta otra.

Cuando he visto la viñeta no me he visto a mí, pero sí la "mismita" mirada que puso cuando nos dió la noticia.

Espero que te guste, Marisa.
Buena cortesía