03 febrero 2013

Libro: Hagakure. El Camino del Samurai. (398)

fabadiabadenas_hagakure
Estoy de un "vago total". Y no me gusta, no me encuentro cómodo. Yamamoto Jin´emon dice: La perseverancia todo lo puede. Ten atado hasta el pollo asado. No dejes de espolear al caballo que galopa. Y eso es lo que voy a hacer. No dejar de "espolearme".
-
Hagakure ("culto bajos las hojas), es el más celebre tratado sobre la vida y la conducta de los samuráis. Transmite pensamientos y sentencias que aportan gran conocimiento acerca de la filosofía y el código de comportamiento del espíritu Bushido: el camino del guerrero, la aceptación total de la vida sabiendo morir en cada instante o el estar presto y deseoso de morir en cualquier momento para ser totalmente fiel a su señor, entre otra amplia variedad de preceptos. Terminado de recopilar en 1716 y salvando las distancia tanto temporales como sociales, ciertos pasajes son increíblemente actuales y demoledores....
-
Es difícil odiar la injusticia y mantenerse en la rectitud. Por otra parte, creer que ser recto es lo mejor que puede hacer uno, y hacer todo lo posible por ser recto, nos hace caer en muchos errores.
-
Una vez se celebró un consejo para debatir el ascenso de cierto hombre, y los reunidos estaban a punto de llegar a la conclusión de que no era posible ascenderlo porque el hombre había intervenido en una reyerta entre borrachos. Pero alguien dijo: "Si fuésemos a dejar de lado a todos los hombres que han cometido un error, sería imposible encontrar a hombres útiles. El que ha cometido un error será mucho más prudente y útil en adelante, en virtud de su arrepentimiento. A mí me parece que se le debe ascender". El hombre que no ha errado nunca es peligroso.
-
Leer libros y escuchar las palabras de la gente sirve para tener las cosas resueltas de antemano.
-
Según decía el maestro Ittei, hasta el que escribe con torpeza puede llegar a dominar bastante bien el arte de la caligrafía si estudia con esfuerzo e imitando a un buen modelo. También el samurái puede llegar a ser bastante bueno si toma como modelo a un buen samurái. Sin embargo, hoy no existen buenos modelos de samuráis. En vista de ello, no estaría de más hacerte un modelo y aprender de él. Para ello, debes observar a muchas personas y tomar sólo lo mejor de cada una de ellas. Por ejemplo, tomarías de una la cortesía, de otra el valor, de otra el buen hablar, de otra la corrección de la conducta y de alguna la constancia de ánimo, Así te harás el modelo (...). Si te fijas en los puntos buenos de la persona, tendrá maestro y modelo para todo.
-
Con independencia de la clase, la persona que hace algo que está por encima de su categoría social acabará por cometer en algún momento actos ruines o de cobardía.
-
Cuando el señor te dice algo, ya sea para bien o para mal, si te retiras en silencio das muestras de perplejidad. Debes tener dispuesta una respuesta adecuada. Es importante estar preparado de antemano.
-
Hay veces que tienes que depender de alguna persona para algo en función de la situación. Si esto sucede una y otra vez, se acaba por importunar a la persona, lo que puede llegar a ser una grosería. Es mejor no depender de los demás para llevar a cabo lo que tengas que hacer.
-
No hay nada imposible de hacer, sea lo que sea. El que está dispuesto a ello puede mover cielos y tierras a voluntad. Sin embargo, el hombre no es capaz de centrar su mente en ello por falta de ánimo. Mover cielos y tierras sin esfuerzo no es más que una cuestión de concentración.
-
El que tiene fama de perito en las artes es como un tonto. Comete la tontería de centrarse en una sola cosa sin pensar en nada más, y así llega a ser perito. Una persona así no vale para nada.
-
Se dice que los grandes genios maduran tarde. Si algo no tarda veinte o treinta años en fructificar, no tendrá gran mérito. Cuando un samurái al servicio de un señor se empeña en hacer su tarea con precipitación, se inmiscuirá en el trabajo de los demás, y dirán de él que es capacitado pero joven. Se volverá demasiado entusiasta y lo considerarán más bien grosero. Se dará humos de haber hecho grandes cosas, se volverá adulador y poco sincero, y hablarán de él a sus espaldas. El que aspira a formarse debe esforzarse mucho y contar con el apoyo de los demás para progresar en el mundo; si no, será un inútil.
-
El orgullo y el derroche en las épocas de fortuna son peligrosos. El que no es prudente en los tiempos normales, no podrá recuperarse en los malos. El que prospera en los tiempos buenos, desfallecerá en los malos.
-
Cuando hay que decir algo, es mejor decirlo en seguida. Si se dice más tarde, parecerá una excusa. Además, a veces es bueno abrumar a tu adversario. Podemos añadir que si no sólo dices lo suficiente, sino que enseñas a tu adversario algo que le beneficie, habrás alcanzado la mejor de las victorias.
-
Si destacas demasiado a una edad muy temprana, te ganarás enemigos y no conseguirás nada. Es mejor que asciendas poco a poco en el mundo, para que la gente se ponga de tu parte y tengas así asegurada la felicidad. A la larga, ya subas deprisa o despacio, no correrás ningún peligro si la gente te comprende. Se dice que la fortuna más eficaz es la que los demás te desean.
-
Buena Cortesía

2 comentarios:

Maria Dolores Lopez Godoy dijo...

Felicidades artista por tu blog y tus trabajos. Besitos.

http://redecoratelg.blogspot.com.es/

Fernando Abadia dijo...

Muchas gracias. Lo mismo digo. Impresionante tu blog