21 septiembre 2008

Volver a Empezar

Permitidme que transcriba lo leído la semana pasada en referencia a la inevitable pereza del nuevo curso.

Ese hijor....., que se niega volver al colegio, -jarrr-, al que su madrer intenta persuadir diciéndole, "hijo míorrrrr, tienes que hacerlo por tres razones. La primera, -ahhhh- porque es tu obligación. La segunda, pecador; porque tienes 35 años, y la tercera, -viene un caballo de bonanzaaaa-, porque eres el director del colegio".

No soy director de colegio, pero sí cumplo a rajatabla, las otras dos. Y la verdad, me está costando.

Leí el otro día, que cuando los economistas describen la motivación de las personas, emplean un término que toman del filósofo Jeremy Bentham, padre del utilitarismo.

Las personas, en la dificil búsqueda de su motivación, lo que intentan es, maximizar su utilidad.

Lo bueno es lo útil, lo que aumenta el placer y disminuye el dolor. Así pues, busca lo que te produce placer, maximízalo y estarás motivado.

¿La vuelta al trabajo?. ¡Y qué importa eso!.
Buena Cortesía

2 comentarios:

unjubilado dijo...

Para que te animes yo te invitaría a leer un post, si dudas los jubilados te lo agradeceremos.
Saludos, nos vemos.

Fernando Abadia dijo...

Menos mal, que somos "sapiens", que si no.........

Buena Cortesía