26 mayo 2008

¡Por fin!, Lunes

Domingo, 20:00h, vuelta a casa.
- Nos ha "cundido" éste fin de semana, ¿eh?.
- Pues sí. El fin de semana que viene, podríamos hacer....

Todos los Domingos, se repite el mismo formato. No hemos finalizado el fin de semana, y ya estamos pensando qué haremos el próximo.
Buen ejercicio es el de prever lo que queremos hacer, pero ¿saltándonos cinco "valiosos" días?.

Las semanas no van de fines de semana en fines de semana. Están compuestas por siete, ¡si!, siete días en los que debemos poner el mismo énfasis en cada uno de ellos.

Llevo una temporada en la que me siento como ése Superman que veíamos en las películas, quitándose su traje y dejando entrever la "S" roja sobre fondo amarillo, listo para entar en acción.
Cuando termino mi jornada laboral, siento la misma experiencia. Mentalmente rompo los botones de mi camisa, dejando aparecer mi traje de "Superhombre".
¿Su misión?...la cantidad de cosas que tengo, puedo y quiero hacer.

Así que desesperecémonos y pongámonos nuestro traje. Hagámos Gimnasia de Libertad...
Buena Cortesía

P.D: Que nadie piense que estoy mal en mi trabajo, al contrario. Solo que allí, llevo gafas, me peino a raya, voy con traje.... como Clark Kent

2 comentarios:

Martín dijo...

También estamos algunos que funcionamos de vacaciones en vacaciones y de puentes en puentes.
El resto de los días también hay que vivirlos pero no tienen la misma magia.
Mientras tanto, como bien dices, el traje con la S hay que lucirlo de vez en cuando.
Un abrazo

Fernando Abadia dijo...

Te recetaría con agrado una pastilla de Kriptonita. No tiene efectos secundarios.

Un abrazo Martin.